Noticias

Sustituirá al Reglamento 1222/2009 y será aplicable a partir del 1 de mayo de 2021.

El Reglamento (UE) 2020/740, que modifica el etiquetado de los neumáticos, ha sido publicado

El Reglamento (UE) 2020/740, que modifica el etiquetado de los neumáticos, ha sido publicado
El nuevo reglamento sobre etiquetado de neumáticos conocido como Reglamento (UE) 2020/740 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de mayo de 2020, en referencia a la eficiencia en términos de consumo de carburante y otros parámetros, ha sido publicado con fecha del 5 de junio en el Diario Oficial de la Unión Europea (Doue), modificando así el Reglamento (UE) 2017/1369 y derogando el Reglamento (CE) nº. 1222/2009.
Según ha confirmado la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (Adine), este nuevo reglamento seguirá siendo obligatorio para los neumáticos de turismos y furgonetas, C1 y C2 respectivamente, que se incorporen al mercado; además, incluye como obligatorios los neumáticos de camión (C3). Sin embargo, la etiqueta no será aplicable para los neumáticos recauchutados.
Además, el etiquetado del neumático será obligatorio en todos los neumáticos entregados con los vehículos o instalados en estos, es decir, también en los neumáticos de repuesto.
Con el cambio de diseño de la etiqueta, esta pasará a incorporar información sobre consumo de carburante (resistencia a la rodadura) y de agarre en superficie mojada, con arreglo a una escala de la «A» a la «E». Además, se incluye información sobre el nivel de ruido exterior e información detallada sobre la adherencia en condiciones extremas de nieve y hielo, así como un código QR para el escaneado de información adicional. Adine destaca que no se han incluido parámetros que hagan referencia a la abrasión y el kilometraje por no contar con un método fiable, preciso y reproducible hasta la fecha.
La etiqueta debe ser visible y legible para todos los consumidores, y el nuevo reglamento entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Doue, siendo aplicable a partir del 1 de mayo de 2021, momento en el que queda derogado el Reglamento 1222/2009.

Fuente, INFOTALLER

Los vehículos contaminantes tienen fecha de caducidad. El anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que aprobó en el Consejo de Ministros establece que “se adoptarán las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de 0 g/km”. A tal efecto, previa consulta con el sector, se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos.
Aunque no se explicita en el texto, esto significa que diremos adiós no solo a los coches diésel y de gasolina, sino también a los híbridos y alimentados con gas. De modo que nos quedaremos con tecnologías de propulsión eléctricas puras o de pila de combustible. Este es un paso previo para conseguir que, diez años más tarde, nuestro país alcance la neutralidad de emisiones, es decir, que solo se emita la cantidad de gases de efecto invernadero que pueda compensar por medios naturales.
Las principales asociaciones del sector han valorado positivamente que el redactado carezca de prohibiciones taxativas a determinados combustibles fósiles y que se marque una hoja de ruta para realizar una transición gradual hacia la movilidad limpia. Raúl Palacios, presidente de Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios), insta al Gobierno a “sentarse cuanto antes” para poner en marcha un plan coordinado que permita cumplir con los retos medioambientales europeos y que impulse la recuperación de la automoción, “en un momento en el que la crisis del coronavirus ha parado en seco su evolución”.
Por su parte, la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha señalado que el proyecto de ley de crisis climática “es un punto de partida” y espera que se concreten las herramientas para conseguir el objetivo común, que pasa “por un impulso definitivo de los vehículos de bajas o nulas emisiones”. Asimismo, destaca que esta medida aporta “claridad y transmite confianza” a los consumidores a la hora de cambiar su vehículo porque podrán optar “sin miedo” por todas las tecnologías disponibles en la actualidad.
De todos modos, el objetivo del Gobierno es promover la movilidad más ecológica. De ahí que, mientras los coches eléctricos sigan siendo más caros que sus equivalentes de combustión, seguirá apostando por dar ayudas tanto para su adquisición como para la instalación de puntos de recarga. Según sus estimaciones, entre 2023 y 2027, podría existir una paridad en los precios de las dos tecnologías.
Por otro lado, se irán aplicando paulatinamente limitaciones al uso de los vehículos más contaminantes (grandes capitales como Barcelona y Madrid ya lo están haciendo). De este modo, no más tarde de 2023, los municipios de más de 50.000 habitantes deberán establecer zonas de bajas emisiones. También se tendrán que llevar a cabo medidas de impulso a los desplazamientos a pie, bicicleta y otros medios de transporte alternativos. Asimismo, será clave mejorar y animar a la utilización del transporte público, así como fomentar la movilidad compartida eléctrica.
Para hacer crecer la red de infraestructuras de recarga, el anteproyecto de Ley también establece que las estaciones de servicio que vendan más de 10 millones de litros de combustible al año deban instalar “al menos” una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 50 kilovatios (kW) que deberá prestar servicio en un plazo de 21 meses a partir de la entrada en vigor de la Ley.
Los titulares de las instalaciones de suministro de combustibles y carburantes, con un volumen anual agregado de ventas en 2019 superior o igual a 5 millones de litros y menor a 10 millones de litros, instalarán, por cada una de estas instalaciones, al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 50 kW, que deberá prestar servicio en un plazo de 27 meses.
Desde 2021, las nuevas estaciones de servicio o las que se reformen deberán instalar, independientemente de su volumen de ventas, al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 50 kW en corriente continua, que deberá prestar servicio desde la puesta en funcionamiento de la instalación.

Fuente,  La vanguardia

 

¿PORQUE SE DEBE LLEVAR EL COCHE O LA MOTO AL TALLER TRAS EL CONFINAMIENTO?

LOS TALLERES DE AUTOMOCION ENVIAN MENSAJES A SUS CLIENTES CON LAS RESPUESTAS.

La inactividad de los vehículos durante muchas semanas, la preparación para los preceptivos controles de ITV y la revisión de los sistemas de climatización de cara al aumento de temperaturas hacen conveniente el paso por el taller.

Las asociaciones integradas en CONEPA, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción entre las cuales se encuentra ASETRAMA, apoyan estos días una campaña informativa desde sus talleres miembro a los clientes de estos sobre la conveniencia de revisión profesional de los vehículos de turismo y motocicletas. No solo la inactividad prolongada, sino también la necesidad de pasar la ITV e incluso la revisión de los sistemas de climatización de cara al verano son motivos que hacen aconsejable acudir al taller”, señala Víctor Rivera, secretario general de la federación.

Con un guion de directrices facilitado por la federación, los talleres comienzan por recordar a sus clientes que ya pueden acudir a sus instalaciones para cualquier servicio que necesiten sus vehículos: “Después de todas las dudas que hubo al principio del estado de alarma sobre la posibilidad o no de apertura y la consideración posterior de incluir expresamente a los talleres como servicios esenciales, sigue habiendo cierta desinformación entre los usuarios en relación con nuestro colectivo. Lo primero que hay que destacar es que los talleres pueden abrir ya sin ninguna restricción, -ni siquiera es obligada la cita previa-, aunque siempre respetando las medidas de higiene y seguridad para evitar contagios en sus instalaciones”, señala el representante de CONEPA.

Precisamente, los aspectos relacionados con dichas medidas son considerados prioritarios a la hora de informar a los clientes: “Los talleres están realizando un gran esfuerzo económico y organizativo para cumplir las normas y eso se debe compartir con la ciudadanía para generar confianza a través del mensaje de que nuestras instalaciones son lugares seguros”.

 Razones técnicas

La propuesta de CONEPA a los talleres asociados contiene, además, tres razones poderosas y argumentadas desde el punto de vista técnico para invitar a las revisiones:

  1. a) Las secuelas de la inmovilidad en los vehículos.

La revisión del vehículo tras el confinamiento dependerá en gran medida del grado de utilización que el usuario haya hecho del coche o moto. Esta inspección no tendrá la misma importancia si se ha utilizado el automóvil para realizar desplazamientos esenciales, como los destinados a hacer la compra de alimentos y artículos de primera necesidad durante el estado de alarma, si el propietario ha cumplido las recomendaciones técnicas aconsejadas cuando un vehículo va a pasar una temporada sin moverse (muy pocos automovilistas lo han hecho), o si simplemente se ha limitado a tener su coche o moto parados.  En cualquiera de los dos primeros supuestos, no será necesario someter el vehículo a profundas revisiones, aunque siempre será recomendable una visita al taller para asegurar su adecuado mantenimiento.

En los casos en los que el vehículo no se ha utilizado en ningún momento será de máxima prioridad la visita al taller, siendo probable que, si no se ha arrancado unos minutos de forma periódica durante el periodo de confinamiento, sea incapaz de ponerse en marcha debido a la descarga de la batería.

CONEPA apuesta por la revisión de hasta trece puntos diferentes, desde los básicos y conocidos (baterías, neumáticos, niveles de fluidos), hasta los relacionados con la limpieza interior y exterior (polvo y las siempre complicadas manchas de excrementos de aves, de efectos muy negativos para las carrocerías), pasando por el estado de frenos, escobillas limpiaparabrisas, filtros, lámparas, etc.

  1. b) El paso de millones de vehículos por las ITV

Las estaciones de ITV pueden abrir ya, pero siempre con cita previa. Millones de vehículos tienen esa “asignatura” pendiente en estos momentos. La mayoría de ellos irá a los talleres para realizar la siempre recomendada revisión de pre-ITV. Muchos también dejarán en manos de sus profesionales de confianza el propio acto físico de llevar el coche o la moto hasta la ITV.

Los talleres van a recibir muchas consultas relacionadas con la prórroga de los plazos para pasar la preceptiva revisión. Aunque, habrá que esperar a la finalización del estado de alarma para hacer los cálculos y determinar las fechas tope correspondientes a cada vehículo, en función de cuando pasó su anterior inspección o cuando fue matriculado (en el caso de los vehículos que se ven obligados por vez primera a realizar este control), CONEPA aconseja a los talleres que se vayan familiarizando con la “fórmula” de cálculo para la determinación de la prórroga que corresponda a cada vehículo, según la Orden SND 413/2020, de 15 de mayo.

 De momento, a la hora de informar a los clientes, lo mejor es llamar la atención de aquellos que tengan vehículos cuya ITV haya caducado desde marzo hasta ahora para dar cierto orden a la demanda de servicios de talleres e ITV y así evitar una avalancha de trabajo a la que no se podría responder adecuadamente.

C) Revisión del estado de climatización de los vehículos.

Las altas temperaturas ya están aquí. Las campañas de revisión y puesta al día de los equipos de climatización, con las recargas periódicas necesarias, se desarrolla normalmente a partir de abril, por lo que no hay que perder más tiempo y recordar a los clientes que es el momento adecuado para acometerlas.

mayo de 2020

ASETRAMA/CONEPA subraya que la prevención de contagios en el taller (profesionales de la reparación y clientes) es doble prioridad por salud y por motivos económicos (si no hay confianza, los clientes no acudirán a sus instalaciones).
Para apoyar a los talleres asociados a conseguirlo, la federación realiza una nueva campaña informativa desde sus entidades miembro.
ASETRAMA/CONEPA, intensifica su labor informativa y de apoyo a los talleres asociados en el campo de la prevención de riesgos de contagio de COVID-19 durante el proceso de desescalada actual. “En este momento en el que tenemos áreas territoriales trabajando a distintas velocidades, por estar en diferentes fases, hemos de hacer un especial esfuerzo para que las empresas del sector estén permanentemente al día de los continuos cambios que se producen en materia normativa”, señala Víctor Rivera, secretario general de CONEPA.
Consciente de que este es un campo con doble prioridad, la de la salud de las personas que trabajan y acuden al taller (profesionales y clientes) y la económica, dado que si no hay confianza los automovilistas no acudirán a sus instalaciones, CONEPA ha puesto en marcha una nueva campaña dirigida al taller a través de sus asociaciones miembro que, desde esta semana, están remitiendo a sus socios mediante circulares información específica y ordenada en respuesta a las preguntas más  frecuentes que los talleres plantean, y adaptándolas a las peculiaridades de cada fase del plan, en su caso,  en torno a estos seis apartados:
  • Obligaciones de los talleres en prevención de riesgos laborales con motivo de la pandemia ocasionada por el COVID-19
  • Medidas organizativas para evitar y prevenir los contagios por COVID-19.
  • Medidas higiénicas para trabajadores y clientes.
  • ¿Cómo formar e informar a mis trabajadores frente al COVID-19?.
  • ¿Qué equipos de protección individual debo elegir para prevenir el contagio por COVID-19?
  • Metodologías de desinfección del vehículo.
ASETRAMA recuerda también a sus asociados el importante soporte que suponen la “Guía de actuación en materia preventiva por causa del COVID-19 en los talleres de mantenimiento y reparación de vehículos”, con el aval de los sindicatos mayoritarios y producto de la colaboración con CETRAA, y los carteles informativos remitidos, confeccionados en el marco de ese mismo proyecto común de las dos patronales.
Ampliación de la prórroga de validez del certificado de inspección técnica periódica de los vehículos (ITV).
La atención al público en ITV, al igual que la de los concesionarios, también abiertos, se realizará mediante el sistema de cita previa.
El sábado se publicaron en el BOE la Orden SND/413/2020, de 15 de mayo, por la que se establecen medidas especiales para la inspección técnica de vehículos y la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 2 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.
En la primera se amplía la prórroga de la validez del certificado de inspección técnica periódica de los vehículos conforme a lo dispuesto en el siguiente cuadro:
Fecha de inspección inicial
Periodo de prórroga (días naturales)
Semana 1: 14 a 20 de marzo.
30 días más 15 días adicionales.
Semana 2: 21 a 27 de marzo.
30 días más 2 periodos de 15 días.
Semana 3: 28 de marzo a 3 de abril.
30 días más 3 periodos de 15 días.
Semana n.
30 días más n periodos de 15 días.
En la segunda, se habilita a los centros de ITV para proceder a su reapertura al público, incluso si están situados en Fase 0 (como es el caso de Madrid al completo y en algunas zonas sanitarias de Cataluña y Castilla-León), mediante la utilización de la cita previa. También se autoriza  la apertura a los concesionarios de automoción, sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta.
Cumplimentación de las tarjetas ITV y certificados de inspección técnica. Una vez realizadas las inspecciones técnicas periódicas de los vehículos cuyos certificados hayan sido objeto de prórroga automática, se tomará como referencia la fecha de validez que conste en la tarjeta ITV y no computará, en ningún caso, la prórroga de los certificados concedida como consecuencia de la declaración del estado de alarma y de sus sucesivas prórrogas.
ASETRAMA considera muy adecuada la ampliación de plazos para acometer el preceptivo control técnico de vehículos establecida en la normativa publicada en el BOE el pasado sábado.  Gracias a ello, también los talleres podrán hacer frente de una manera más ordenada a la demanda de servicios pre-ITV. Recordemos que,  este tipo de operaciones previas al paso de las inspecciones obligatorias supone para los centros de reparación y mantenimiento de vehículos especialistas en electromecánica entre el 15 y el 25 por ciento de su cifra de negocios anual.

El Gremio de Talleres de Barcelona reúne las cuestiones que más se plantean estos profesionales, sobre todo las relativas a las ayudas económicas o al desempeño de su actividad y las medidas preventivas.

Las dudas más repetidas entre los profesionales del taller

El coronavirus, el decreto del estado de alarma, la falta de trabajo, las inquietudes sobre el futuro del sector… Son muchas las preocupaciones que rondan la cabeza de miles de empresarios y autónomos en España, entre ellos los dedicados a la reparación y mantenimiento de vehículos. Un colectivo considerado «esencial» durante esta crisis para atender en situaciones de emergencia, pero que está experimentando desde el primer día una drástica caída de su actividad. Ante las dudas y la incertidumbre que impera, el Gremio de Talleres de Barcelona ha recopilado las preguntas más frecuentes que se hacen los profesionales del taller, para que puedan encontrar una rápida solución a algunas de sus incógnitas.

1. ¿Pueden «abrir» los talleres de reparación y mantenimiento?

Sí. Los talleres no son una de las actividades obligadas a cerrar por decreto (si el taller vende accesorios solo puede vender online). Aunque el taller puede trabajar, al encontrarnos en una situación de restricción de la movilidad, solo podrán realizar operaciones de mantenimiento y / o reparación «necesarios» – dice la respuesta nº 81 de las FAQ de Protección Civil -.

No ha habido un criterio interpretativo común y constante por parte de los agentes de la autoridad, lo que ha llevado mucha incertidumbre a los talleres, un sector ya maltrecho por la propia situación de crisis. Por estos antecedentes, la recomendación del Gremio es:

  • Es el cliente quien debe manifestar por escrito al taller que con el vehículo en cuestión presta un servicio esencial (médico, mantenimiento de carreteras, etc.,) o hace un desplazamiento autorizado (trabajador, reparto, etc.). También manifestará que la operación sobre el vehículo no puede esperar.
  • Esta manifestación escrita del cliente en el taller puede ser un email, WhatsApp, mensaje a través del teléfono, etc., sms, etc. (Por ejemplo si el vehículo llega al taller en grúa), en cualquier caso, constará en la hoja de encargo que firmará el cliente.
  • Trabajar a puerta cerrada, se pueden colgar carteles, difundir información en las redes sociales donde se informe de datos de contacto para operaciones de emergencias.

2. ¿Necesita el cliente un certificado de mi taller para desplazarse al centro?

No. Cualquier persona que tenga que desplazarse, suscribirá un certificado autorresponsable de desplazamiento. También se puede rellenar en línea sin necesidad de impresión en papel, pues queda guardado en el móvil del solicitante.

No obstante, aún no siendo obligatorio un certificado del taller, si el cliente tiene una cita previa, se le puede confeccionar.

3. ¿Puedo hacer la prueba dinámica del vehículo del cliente?

Sí. Por la naturaleza de las operaciones que realiza el taller, para diagnóstico o comprobación del trabajo, hay que hacer la prueba dinámica. No obstante, se circulará la distancia estrictamente necesaria. En caso de trabajadores, existe un Plan de contingencias para prevención de riesgos laborales. Otras recomendaciones son:

  • Llevar el documento original de la orden de encargo firmada por el cliente para acreditar que está ejerciendo su trabajo habitual.
  • Llevar el certificado original de la empresa que acredite al trabajador, que debe estar debidamente sellado por la empresa/taller.
  • Mascarilla, guantes, elementos de protección en el asiento, volante, etc.
  • Limpiar o proteger los mandos del vehículo de los que se hagan uso, antes y después de utilizar el vehículo, con cualquier producto especializado para ello incluido en la lista del Ministerio.
  • Si se necesitan dos operarios para realizar la prueba dinámica, se deberá justificar la causa técnica y uno tiene que ir en el asiento trasero en el lado opuesto al del conductor.
  • Mantener ventilado el habitáculo.

4. ¿Tengo que seguir un protocolo y adoptar medidas de prevención para trabajar?

. Si tiene trabajadores, es necesario poner el Plan de contingencias para prevención de riesgos laborales. Además, se puede revisar la guía que tiene publicada el Ministerio de Sanidad. También la guía suscrita por Confemetal y sindicatos del sector del metal.

Actualmente se está trabajando en una guía específica para talleres, pero las recomendaciones principales son:

  • – No tocarse la boca, la nariz y los ojos sin lavarse antes las manos. No ponerse bolígrafos en la boca, las gafas, no dar la mano, etc.
  • – Lavarse con frecuencia las manos durante al menos 40 segundos con agua y jabón, soluciones alcohólicas u otros desinfectantes.
  • – Uso de guantes y mascarilla.
  • – Mantener las distancias (2 metros) con los demás y evitar el contacto físico.
  • – Taparse la nariz y boca con un pañuelo o con la parte interna del codo al toser o estornudar.
  • – Utilizar, preferentemente, pañuelos desechables. Después, echar en contenedores cerrados con tapa.
  • – Evitar estar en espacios cerrados con más personas.
  • – Mantener limpios y desinfectados los espacios de trabajo (especialmente pomos de puerta, barandillas, mandos, etc.).
  • – No compartir vasos ni similares con compañeros de trabajo y/o de otras personas.
  • – No tocar pañuelos usados por otras personas directamente con las manos (que puedan estar en el suelo, por ejemplo).
  • – Colgar carteles informativos sobre estas recomendaciones.

5. He aplicado un ERTE para mis trabajadores. Sin embargo, ¿yo como autónomo puedo ir a trabajar?

Sí. El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (o ERTE) es una medida de flexibilidad laboral para dar viabilidad a la empresa que se aplica solo a los trabajadores por cuenta ajena. Permite que la empresa suspenda, durante un tiempo limitado, los contratos de todos los empleados o de una parte, por «causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor». Es una medida legal, reconocida en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores.

En el escenario del Covid-19, los artículos 22, 23 y 24 del Real Decreto Ley 8/2020 regulan esta medida por el escenario concreto del Covid-19. La empresa que lo aplica, sin embargo, puede seguir facturando.

6. He aplicado un ERTE para mis trabajadores. ¿En cuanto se levante el estado de alarma se acaba el ERTE?

Sí, de momento. Los ERTE aplicados según los artículos 22, 23 y 24 del Real Decreto Ley 8/2020, acabarán cuando se levante el estado de alarma. Esto implica que se levanta la suspensión de los contratos de los empleados afectados por el ERTE que tienen que volver al trabajo. Las asociaciones empresariales están trabajando para que el Gobierno regule y las empresas puedan aplicar gradualmente el ERTE, hasta un mes después del levantamiento del estado de alarma, a aquellos trabajadores que sean necesarios para reiniciar las actividades suspendidas o las jornadas de las que se hubieran reducido. Todavía, sin embargo, no se ha aprobado.

7. Soy autónomo y quiero pedir la prestación extraordinaria del Gobierno para el mes de abril. ¿Cúando puedo hacerlo?

En el mes de mayo. Esta prestación está prevista para autónomos que su actividad ha sido cerrada por decreto o bien que han tenido una caída de facturación del 75% respecto al promedio de los 6 meses anteriores. Es decir, que si no ha podido facturar más del 25% de lo facturado en el cuarto trimestre de 2019 y el primer trimestre de 2020, dividido por 6 meses, puede solicitar a través de su mutua esta prestación.

Para la prestación de abril, el autónomo puede pedirla hasta 31 de mayo. Si el estado de alarma se prorroga a mayo, se ampliará el plazo para pedirla. Aunque se puede pedir la prestación de marzo, si cumple las condiciones.

8. Soy autónomo y he recibido la prestación extraordinaria de marzo y/o solicitaré la de abril. ¿Puedo continuar trabajando en el taller?

Sí, puede continuar trabajando y su empresa, por lo tanto, facturando.

9. La baja médica por Covid-19, ¿la da el médico del Servicio Público de Salud o el de la Mutua?

El médico del Servicio Público de Salud. La contingencia será de enfermedad común. A través de los medios disponibles en el Servicio de Salud Pública, podrán ser emitidos los partes de baja y de confirmación.

Respecto a los trabajadores que se consideran personas vulnerables respecto al Covid-19, la empresa les derivará al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales para que emita el informe correspondiente. Se consideran personas vulnerables aquellas que presentan patologías cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad pulmonar crónica, inmunodeficiencias, procesos oncológicos en tratamiento activo, debiendo valorarse si estas patologías están controladas o descompensadas.

Todo ello debe conjugarse con los niveles de riesgo de las tareas a realizar (hasta 4 niveles) recogidos en el citado procedimiento. Respecto a las mujeres embarazadas deben conjugarse la existen

Fuente INFOTALLER

Este documento pretende ser un compendio de recomendaciones en continua actualización que sea de fácil comprensión, así como amplia en su ámbito de aplicación. Su eficacia dependerá de la concienciación, responsabilidad y solidaridad tanto de las empresas, su personal como de los clientes; entre todos podremos hacer frente a la pandemia del coronavirus con eficacia, evitando un efecto negativo en la economía, el empleo y la salud de nuestro país.

Dado que el contacto con el virus puede afectar a entornos sanitarios y no sanitarios, corresponde a las empresas evaluar el riesgo de exposición, en su caso, y seguir las recomendaciones que sobre el particular emita el servicio de prevención, siguiendo las pautas y recomendaciones formuladas por las autoridades sanitarias. Es imprescindible reforzar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición.

Recomendaciones de protección frente al virus

MEDIDAS GENERALES DE PREVENCIÓN

   MEDIDAS ORGANIZATIVAS

PREMISA: La Orden TMA/259/2020, de 19 de marzo, por la que se dictan instrucciones sobre transporte por carretera en su Artículo 2;  con el fin es garantizar el adecuado funcionamiento de las operaciones de transporte de mercancías y asegurar el necesario abastecimiento de productos a la población, así como de los transportes permitidos en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se permite la apertura de talleres de reparación y mantenimiento de vehículos de motor, así como los establecimientos de actividades conexas de venta de piezas y accesorios con venta directa a los talleres de reparación, pero sin apertura al público general.

  • La disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas, la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, línea de cajas, etc.), la organización de los turnos, y el resto de condiciones de trabajo presentes en el centro deben modificarse, en la medida necesaria, con el objetivo de garantizar la posibilidad de mantener las distancias de seguridad mínimas exigidas en cada momento por el Ministerio de Sanidad que actualmente es de 2 metros.
  • Se debe facilitar información y formación al personal en materia de higiene y sobre el uso del material de protección como, por ejemplo, guantes y mascarillas, para que se realice de manera segura.
  • Con el objetivo de evitar contagios; use fundas en asientos, volantes y palancas de cambios. Cuando no sea posible el uso de fundas, desinfecte las superficies de contacto (volante, palanca de cambio, manillas puertas, retrovisores, etc.) con alcohol u otra solución desinfectante eficiente. Antes y después de manipular el vehículo (contagio-transmisión).
  • Use guantes y mascarillas para tratar con terceros si no puede mantener la distancia de seguridad de 2 metros.
  • En la medida de lo posible evite el tránsito de clientes, proveedores u otros visitantes por el recinto del taller.
  • Recepcionar y entregar vehículos en la puerta del taller.
  • Utilizar en la medida de lo posible cita previa por teléfono. Recopilar de forma previa todos los datos de cliente y reparación para tener preparada previamente la documentación (resguardo de depósito/orden de trabajo, presupuesto previo, etc.).
  • Evite el manejo de documentación física, en la medida de lo posible. Si no fuera posible, extremar las medidas de higiene y desinfección.
  • Evite el manejo de dinero en metálico, los pagos se realizarán preferentemente por tarjeta.
  • Evitar compartir útiles de escritura (teclados y ratones, bolígrafos, etc.). En su defecto desinfectarlo en presencia del cliente con alcohol o solución desinfectante.
  • Si coinciden dos o más clientes, establecer turno de espera fuera del taller, con separación mínima de un metro.
  • Informar mediante cartelería a las personas trabajadoras y a los clientes de los procedimientos de higiene publicados por las autoridades
  • Fomentar el pago por tarjeta. Limpieza del TPV tras cada
  • Utilización de guantes para cobrar, lavado frecuente con geles. En el caso de no contar con ellos, se extremarán las medidas de seguridad y la frecuencia en la limpieza y desinfección.
  • Se debe establecer un aforo máximo, que deberá permitir cumplir con las medidas extraordinarias dictadas por las autoridades competentes, concretamente con el requisito de distancias mínimas.
  • Uso de carteles llamando a la solidaridad y respeto de las
  • Disponer de papeleras con tapa y pedal para depositar pañuelos y otro material desechable que deberán ser limpiadas de forma

   MEDIDAS HIGIÉNICAS

   Medidas de higiene del personal

  • Realizar una higiene de manos frecuente(lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas).
  • Evitar el contacto estrecho y mantener una distancia de más de un metro con las personas, especialmente con aquellas con síntomas catarrales (moqueo, congestión nasal o conjuntival, tos seca o productiva, lagrimeo, aspecto febril).
    • Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos
    • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan su transmisión.
  • Siempre que sea posible, se debe establecer un sistema de trabajo en turnos, con rotación de empleados para minimizar riesgos.
  • Limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de
  • Lavado y desinfección diaria de los uniformes. Las prendas textiles deben lavarse de forma mecánica en ciclos de lavado a 60/90 ºC
  • Suspender el fichaje con huella dactilar sustituyéndolo por cualquier otro sistema

   Medidas de higiene en el taller

  • Ventilación adecuada de todos los locales.
  • Realizar limpieza y desinfección frecuente de las instalaciones con especial atención a superficies, pomos de las puertas, muebles, lavabos, suelos, teléfonos, etc. Para esta acción puede utilizarse lejía de uso doméstico diluida en agua, extremándose las medidas de protección a agentes químicos.
  • Después de cada jornada, se deberá realizar limpieza y desinfección de superficies, pomos de puertas, , etc., y en general, cualquier superficie que haya podido ser tocada con las manos siguiendo los protocolos de limpieza establecidos al
  • Para las tareas de limpieza hacer uso de guantes de vinilo/ acrilonitrilo. En caso de uso de guantes de látex, se recomienda que sea sobre un guante de algodón.
  • Estos virus se inactivan tras pocos minutos de contacto con desinfectantes comunes como la dilución recién preparada de lejía (concentración de cloro 1 g/L, preparado con dilución 1:50 de una lejía de concentración 40-50 gr/L). También son eficaces concentraciones de etanol 62-71% o peróxido hidrógeno al 0,5% en un En caso de usar otros desinfectantes, debe asegurarse la eficacia de los mismos. Siempre se utilizarán de acuerdo a lo indicado en las Fichas de Datos de Seguridad. El personal de limpieza utilizará equipo de protección individual (guantes y mascarilla) y los desechará de forma segura tras cada uso, procediendo posteriormente al lavado de manos.
  • Para una limpieza correcta de las instalaciones, sea puntual o sea la de finalización del día, y ya sea realizada por personal propio o mediante una subcontrata, la empresa titular del centro se asegurará de que la persona trabajadora cuenta con las medidas preventivas, equipos de protección individual necesarios, así como los productos adecuados para proceder a la

MEDIDAS DE PROTECCIÓN AL TRABAJADOR

Medidas generales de protección de las personas trabajadoras

  • Se tomarán en consideración las recomendaciones que el Ministerio de Sanidad tiene a disposición del público en su página web y sus actualizaciones periódicas.
  • Se debe elaborar y aplicar un protocolo de actuación en caso de detección de posibles personas infectadas o con síntomas. Hable con su SPA.
  • Deje la ropa de trabajo, calzado y EPIS (Equipos de Protección Individual) en el interior de sus taquillas ubicadas en su lugar de trabajo. Proceda a su desinfección al finalizar la jornada.
  • No coma en el lugar de trabajo ni almacene alimentos. Si no tiene opción y debe comer en el lugar habilitado por el taller, desinféctelo previamente y hagan turnos para comer.
  • Mantenga, con respecto a sus compañeros y posibles clientes, la distancia de seguridad recomendada de 2 metros.
  • No comparta utillaje, si no fuera posible, desinfectarlo previamente.
  • Intente no coincidir en espacios comunes del taller: aseos, vestuarios, comedores, etc.; especialmente si no puede mantener la distancia de seguridad recomendada.

  Trabajadores especialmente sensibles

El área sanitaria del Servicio de Prevención Ajeno debe evaluar la presencia de personal trabajador especialmente sensible en relación con la infección de coronavirus SARS-CoV-2, establecer la naturaleza de especial sensibilidad de la persona trabajadora y emitir informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección. Para ello, tendrá en cuenta la existencia o inexistencia de unas condiciones que permitan realizar el trabajo sin elevar el riesgo propio de la condición de salud de la persona trabajadora.

Con la evidencia científica disponible a fecha 23 de marzo de 2020, el Ministerio de Sanidad ha definido como grupos vulnerables para COVID-19 las personas con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad hepática crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años.

Equipos de Protección Individual (EPI)

La forma óptima de prevenir la transmisión es usar una combinación de todas las medidas preventivas, no solo Equipos de Protección Individual (EPI). Los EPI deben escogerse de tal manera que se garantice la máxima protección con la mínima molestia para el usuario y para ello es crítico escoger la talla, diseño o tamaño que se adapte adecuadamente al mismo.

La correcta colocación los EPI es fundamental para evitar posibles vías de entrada del agente biológico; igualmente importante es la retirada de los mismos para evitar el contacto con zonas contaminadas y/o dispersión del agente infeccioso.

A continuación, se describen los EPI que podrían ser necesarios. No obstante, es fundamental llevar a cabo la evaluación del riesgo de exposición que permitirá precisar la necesidad del tipo de protección más adecuado. Es importante tener en cuenta que el uso de EPIS recomendados por la existencia de riesgos de contagio de CORONAVIRS, deberá ser siempre compatible con los EPIS propios de las tareas desarrolladas en un taller de reparación de vehículos.

A continuación, hacemos un breve resumen:

  • PROTECCIÓN RESPIRATORIA
  • El uso de protección respiratoria está recomendado para los casos confirmados y en investigación. Por otro lado, el uso de mascarilla autofiltrante tipo FFP2 o media máscara provista con filtro contra partículas P2 está recomendada para personal sanitario. Por lo tanto, respetando siempre la distancia de seguridad de 2 metros establecida y las medidas de higiene propuestas, recomendamos que las mascarillas a usar por los trabajadores de los talleres sean las usadas hasta el momento para la protección de los riesgos propios de las tareas desempeñadas.
  • Los equipos de protección respiratoria deben quitarse en último lugar, tras la retirada de otros componentes como guantes, etc.
  • GUANTES Y ROPA DE PROTECCIÓN
  • Se recomienda el uso de guantes desechables para el trato con clientes o terceros y manejo de llaves, documentación, etc.
  • En cuanto a los guantes usados, hasta el momento, para la protección del trabajador frente a tareas propias del sector (no desechables) se recomienda la desinfección de los mismos al final de la jornada según las instrucciones indicadas anteriormente en las medidas de higiene.
  • Para la ropa de trabajo, como monos, pantalones, camisetas, etc; se recomienda lavarla diariamente a una temperatura de entre 60-90ºC. Si el lavado se realiza en casa, se transportará en vuelta en dos bolsas. En cualquier caso, la ropa de trabajo y la de calle se guardarán en taquillas distintas para evitar posibles contagios.
  • Se recomienda desinfectar el calzado de seguridad al final de la jornada y dejarlos en las taquillas habilitadas en el centro de trabajo. No se recomienda llevarse el calzado de seguridad a casa.
  • PROTECCIÓN OCULAR Y FACIAL
  • Es posible el uso gafas de montura universal con protección lateral, para evitar el contacto de la conjuntiva con superficies contaminadas, por ejemplo; contacto con manos o guantes.

   DETECCIÓN DE UN CASO EN UN TALLER

En caso de sospecha de sufrir la enfermedad

  • Si se empieza a tener síntomas compatibles con la enfermedad (tos, fiebre, sensación de falta de aire, ), hay que avisar al teléfono que dispone la Comunidad de Madrid 900 102112 o centro de salud que corresponda. Hasta que intervengan las autoridades sanitarias, deberán extremarse las medidas de higiene respiratoria (taparse con el codo flexionado la boca al toser o estornudar…), lavado de manos y distanciamiento social . Se deberá llevar mascarilla quirúrgica.
  • Para evitar contagios del personal se recomienda evitar los abrazos, besos o estrechar las manos con los clientes o con otros También se recomienda no compartir objetos con clientes u otros empleados. Después del intercambio de objetos entre cada cliente-trabajador (como, por ejemplo: tarjetas de pago, billetes y monedas, bolígrafos, etc.) se realizará una desinfección de manos.
  • La empresa procederá a su notificación al servicio de prevención para que éste adopte las medidas oportunas y cumpla con los requisitos de notificación que establece el Ministerio de Sanidad.

En caso de caso confirmado/probable

En primer lugar, deben revisarse los programas de limpieza de todos los espacios para asegurar que el proceso de desinfección de superficies potencialmente contaminadas (todo lo que las personas tocan de forma rutinaria: botones, pomos, puerta, barandillas, mostradores, griferías, etc.) se realiza de forma adecuada y con la mayor frecuencia posible según los medios disponibles. Según los datos actuales se calcula que el período de incubación de COVID-19 es de 2 a 12 días, y el 50% comienza con síntomas a los 5 días de la transmisión. Por analogía con otros coronavirus se estima que este periodo podría ser de hasta 14 días.

En caso de que una persona trabajadora sea la persona enferma, la empresa procederá a su notificación al servicio de prevención para que éste adopte las medidas oportunas y cumpla con los requisitos de notificación que establece el Ministerio de Sanidad.

El Servicio de Prevención Ajeno será el encargado de establecer los mecanismos para la investigación y seguimiento de los contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública conforme al procedimiento habilitado por esta.

LA RESPONSANILIDAD DEL EMPRESARIO ES LA MEJOR GARANTIA PARA NO CONTRIBUIR A LA DIFUSION DEL VIRUS DE UNA MANERA INCONTROLADA

 

 

 

Medidas en materia económica y fiscal para autónomos y pymes.

 

En las últimas semanas, el Gobierno ha aprobado una serie de medidas para paliar las consecuencias del coronavirus en los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales ya las hemos ido analizando en posventa.com.

En este artículo vamos a resumir algunas de las más relevantes para las empresas y profesionales del sector, haciendo especial hincapié en las medidas de carácter económico y fiscal, fundamentales para garantizar la vialidad de los negocios de la posventa a largo plazo. Algo fundamental si tenemos en cuenta que sólo en el mes de marzo se destruyeron más de 800.000 empleos y más de 120.000 empresas se dieron de baja.

Ayudas para pymes y autónomos

Prestación extraordinaria para autónomos

Los autónomos que se hayan visto obligados a cerrar su negocio como consecuencia del estado de alarma, o que hayan visto reducida su facturación en al menos un 75% en el mes de marzo (en comparación con la media del último semestre), podrán acogerse a una ayuda extraordinaria similar a la prestación por desempleo. La cuantía se calcula en función de la base de cotización de los últimos seis meses: asciende al 70% de la misma. Si tenemos en cuenta que más del 80% de los autónomos cotiza por el mínimo, la prestación más habitual será de 661 euros.

Para acogerse a la ayuda es necesario justificar el cierre de la actividad o la caída de la facturación y haber estado dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos antes del 14 de marzo, con todas las cuotas abonadas (aunque la deuda se puede cancelar a posteriori para acceder a las ayudas). La prestación también está abierta a autónomos con empleados a su cargo.

› Leer más sobre la prestación extraordinaria para autónomos

Aplazamiento de cuotas

Las cuotas de mayo, junio y julio pueden aplazarse durante seis meses sin intereses (tanto para autónomos como para empresarios), mientras que la cuota de abril se puede aplazar con un interés reducido del 0,5%. Este mismo interés se aplicará a la moratoria de las deudas con la Seguridad Social que tuvieran que abonarse entre abril y junio.

Suspensión de hipotecas

Los autónomos afectados por el estado de alarma podrán suspender el pago de la hipoteca durante tres meses. Esto es aplicable tanto a la vivienda habitual como a los locales y oficinas. Para acogerse a esta medida hay que presentar una declaración responsable que acredite la situación de vulnerabilidad.

Bono social

Los autónomos pueden suspender las facturas de electricidad y gas y abonarlas en los seis meses posteriores al estado de alarma. Para ello hay que acreditar el cese de actividad o una caída de la facturación de al menos el 75%. Además, podrán modificar o suspender temporalmente sus contratos de electricidad y gas sin penalización.

Acceso a los planes de pensiones

Los autónomos y los empresarios que se hayan visto obligados a cerrar sus negocios como consecuencia de las restricciones impuestas por el estado de alarma podrán rescatar las cantidades acumuladas en sus planes de pensiones.

Autónomos contagiados

Los trabajadores autónomos contagiados por COVID-19 se entenderán como víctimas de accidente laboral, por lo que podrán solicitar una prestación por baja laboral. La gran diferencia con la prestación por enfermedad común es que en ese caso los autónomos comenzarán a cobrar a partir del cuarto día y tan sólo el 60% de la base reguladora. Con esta medida, cobrarán por cada día que estén de baja una cuantía que dependerá de la base de cotización. Como decíamos anteriormente, más del 80% de los autónomos cotizan por el mínimo, por lo la prestación por baja laboral más habitual será de 23,61 euros al día.

Avales públicos

El Gobierno ha aprobado una línea de 10.000 millones de euros para financiar a autónomos y pymes con una serie de avales públicos que cubrirán el 80% de los riesgos asociados a estos préstamos. Los autónomos y empresarios interesados deberán acudir a sus bancos a solicitar esta financiación.

Aplazamiento de deudas públicas

Los autónomos y empresarios afectados por la crisis del coronavirus y la parálisis generada por el estado de alarma podrán aplazar los pagos y los intereses de los préstamos concedidos por las comunidades autónomas o las administraciones locales. Para ello tendrán que demostrar el cese de actividad o la reducción de la facturación. En consecuencia, podrán abonar el importe adeudado a lo largo de 2020.

Fuente, POSVENTA de automoción .com

Guía rápida de Ganvam con preguntas y respuestas para empresarios y trabajadores sobre esta medida a la que se acogerán muchas pymes en las próximas semanas.
El plan para incrementar los ingresos de un taller

Preguntas y respuestas para hacer un ERTE en el taller
Ante la posibilidad de que muchos talleres de España se acojan a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), repasamos, con la ayuda de Ganvam, todo lo que los propietarios, dueños y empleados deben conocer ante esta figura que el Gobierno agilizará para tratar de reducir el impacto económico en pymes de la crisis del coronavirus.
¿Qué es un ERTE y quién lo puede solicitar?
Se trata de un procedimiento administrativo por el empresario solicita la suspensión temporal de un contrato de trabajo o la reducción de las horas que comprende su jornada, pudiéndolo solicitar cualquier empresa o autónomo, al margen del número de trabajadores y contratos incluidos en el ERTE.
¿Qué es un ERTE por causa de fuerza mayor?
Se trata de un expediente motivado por hechos o acontecimientos involuntarios, imprevisibles, externos al círculo de la empresa y que imposibilidtan la actividad laboral. Dicha causa mayor debe ser constatada por la autoridad laboral, aunque a raíz de la declaración del estado de Alarma por la crisis de Covid19, son causas justificadas las siguientes:
  • Suspensión o cancelación de actividades.
  • Cierre temporal de locales de afluencia pública.
  • Restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías.
  • Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.
  • Situaciones urgentes y extraordinarias provocadas por el contagio de la plantilla.
  • Adopción de medidas de aislamiento preventivo decretado por la autoridad sanitaria.
¿Cómo se acredita la fuerza mayor?
  • Para concesionarios, informes estadísticos de mercado de vehículo nuevo y usado que suministrará Ganvam.
  • Balance de situación provisional, para acreditar en cada una de las áreas de negocio de la empresa, la caída de las ventas y/o ingresos.
  • En el caso del taller, además, informe de las entradas a taller, OR o similiar, identificando en su caso cuáles corresponde a clientes asociados a actividades de primera necesidad.
  • En general, acreditar de manera clara el parón de la actividad, ventas, servicios atípicos, ingresos y su causa en el Covid19
  • El informe debe reflejar la situación de la empresa desde que surge la crisis hasta que se presente el ERTE.
¿Cuál es el procedimiento?
  1. Solicitud de la empresa, junto con un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad como consecuencia del Covid19 y documentación acreditativa.
  2. La empresa debe comunicar su solicitud a los trabajadores, así como el informe y documentación presentados.
  3. La existencia de fuerza de causa mayor deberá ser constatada por la autoridad laboral en el plazo de 5 días.
  4. Corresponde a la empresa la decisión de aplicar la suspensión de contratos o reducción de jornada.
  5. El informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social podrá ser solicitado por la autoridad laboral en el plazo de 5 días improrrogables.
¿A cuántos trabajadores afecta?
  • Es decisión del empresario y lo aceptará, si procede, la autoridad laboral.
  • Es el empresario quien decidirá el cierre total, parcial, reducción de horas o suspensión de contrato, individualizando en cada trabajador la decisión y causa.
¿Quién paga las cuotas a la Seguridad Social?
  • En empresas de menos de 50 trabajadores a fecha de 29 de febrero, exoneración del 100% mientras dure el periodo de suspensión de contratos o reducción de jornada, siempre y cuando se autorice el ERTE por fuerza mayor.
  • En empresas de más de 50 trabajadores, exoneración del 75%.
Las exoneraciones no tendrán efectos para el trabajador, manteniéndose la consideración de dicho periodo como efectivamente cotizado a todos los efectos.
La exoneración de cuotas se aplicará a instancia del empresario previa comunicación de la identificación de los trabajadores y periodo de suspensión o reducción de jornada. Será suficiente la verificación del SEPE y que proceda a reconocimiento de la prestación correspondiente por desempleo por el periodo que se trate.
¿El trabajador tiene derecho al desempleo?
Se reconoce el derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque carezcan del periodo de ocupación cotizado mínimo para ello.
No computará el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo a los efectos de consumir los periodos máximos de percepción establecidos. Estas medidas se aplicarán tanto si el trabajador tenía suspendido un derecho anterior a prestación o subsidio por desempleo como si careciese del periodo mínimo de ocupación cotizada o no hubiese percibido prestación por desempleo precedente.
¿Cuánto cobra el trabajador?
  • Si se reduce la jornada de trabajo: reducción del salario proporcional a la reducción de jornada (entre el 10% y el 70% de la jornada laboral.
  • Si se suspenden temporalmente los contratos: prestación por desempleo o paro, dependerá de la base reguladora de cada trabajador y, sobre ella, el 70%. La base reguladora se calcula con el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados.
¿Durante cuánto tiempo?
La duración de la prestación se extenderá hasta la finalización del periodo de suspensión del contrato de trabajo o de reducción temporal de la jornada. Las medidas estarán vigentes mientras se mantenga la situación extraordinaria derivada del Covid19.
¿Cuánto dura el ERTE?
Lo que dure la causa de fuerza mayor, que básicamente dependerá de lo que determine el RD 2020/463 de Declaración de Estado de Alarma y sus posibles prórrogas sucesivas.
¿Desde cuándo?
La suspensión de los contratos o reducción de jornada tendrá efecto desde la fecha que causa la fuerza mayor.
¿Dónde se solicita?
La solicitud se presentará telemáticamente ante la Consejería de Empleo de la correspondiente comunidad autónoma (Delegación territorial, Direcciones Generales de Trabajo o Salud o bienestar laboral)
¿Cómo se reincorpora el trabajador a su puesto?
Se incorpora en las mismas condiciones que tenía cuando el contrato quedó en suspenso.

Fuente INFOTALLER